Viajar a otro país con precaución

Siempre me ha gustado viajar, el problema es que el tiempo y el dinero no me lo han permitido, he tenido muchas amigas a las que les daba igual en cuanto tenían una oportunidad agarraban la maleta y se marchaban sin más dilación, no les importaba si les quedaba poco dinero a fin de mes, simplemente se liaban la manta a la cabeza y se iban a descubrir nuevos sitios y a comprar un montón de cosas nuevas. Ahora que a mí las cosas me van bastante bien he decidido que todos los meses me voy a marchar de viaje, como puedo llevar el trabajo allá donde vaya no se va a tratar solo de una escapada de fin de semana, sino que voy aprovechar la oportunidad y me voy a dar la vida que siempre he soñado. Precisamente en estos momentos estoy preparando uno, nunca he ido a París y tengo unas ganas locas de conocerlo, muchos me dicen que es la ciudad del amor que no es una ciudad para viajar sola, y yo les digo que la pura envidia se las come y que yo viajo sola o como me dé la gana.

He pensado en estar allí quince días, he encontrado una buena oferta en la que la estancia es al final lo que más barato me cuesta, seguro que allí encuentro muchas anécdotas que contaros cuando me ponga a escribir, la verdad es que incluso para mi trabajo es una buena oportunidad. Así que he comenzado ya con las maletas, he decidió comprar unas cajas para embalar ropa ya que aprovecho y guardo todo lo de verano así cuando venga que hará más frío tengo el armario preparado. La verdad que no me voy a llevar muchas cosas me han hablado de unas tiendas maravillosas a las que quiero ir y comprarme todo lo que pueda, eso sí debo decir que tengo mucho miedo en cuanto al dinero, me refiero a que con tantos billetes falsos como hay, me da miedo que allí puedan engañarme y fastidiarme las vacaciones, así que llamarme loca o lo que queráis pero he estado mirando un detector de billetes falsos precio y como son asequibles me llevo uno en el bolso, de esa manera voy asegurarme que nadie me intenta engañar, por lo menos a lo que concierne al dinero. En breve nos seguimos leyendo y os cuento mis vivencias en París.