Belén Estaban reclama a Toño Sanchís un millón de euros

Una vez ha finalizado el proceso de desahucio al que se encontraba inmerso Toño Sanchís, Belén Esteban vuelve a la carga reclamando una cantidad de dinero mayor a la recibida hasta el momento. Como consecuencia de lo elevada de la deuda, y la gran cantidad de aspectos que tenía que obedecer, ha sido el equipo jurídico de Belén Esteban el que ha afirmado que ésta todavía no está saldada.

Desde hace unos cuantos años, Belén Esteban ya manifestó su intención de hacer que Toño Sanchís pague hasta el último céntimo que debe. Por ello, Belén ha aportado recientemente una gran cantidad de documentos que acreditan que el que fuese su representante durante una gran cantidad de tiempo, todavía le debe un millón de euros más. Motivo por el cual ha puesto una demanda penal contra el que fue su representante y su mejor amigo, acusándole de una administración desleal y falsedad documental.

Objetivo: Desplumar a Toño

Belén Esteban, desde el momento en el que se enteró de toda la trama opaca en la que estaba inmerso representante y todo el dinero que le adeudaba, puso en marcha un mecanismo en el que trataba de recuperar todo el dinero que le pertenecía. Según ha manifestado la presentadora española en multitud de ocasiones en televisión, la avaricia ha sido la causante de que tanto exrepresentante como su mujer se encuentra actualmente en esta situación.

Según advertido la misma en diferentes programas de televisión, todavía le queda mucho dinero que cobrar. Pese a que recientemente se ejecutaba el desahucio de la casa que la presentadora de televisión compró en subasta pública, la realidad es que todavía existen una gran cantidad de flecos por descubrir en torno a la administración que se realizó por su dinero. Y aparte de ahí se deriva la importancia que el proceso penal al que se encuentra sometido el ex representante tenga tanta importancia para la presentadora.

Un deshaucio lleno de significado

En el momento en el que la presentadora española accedió a la casa desahuciada, se encontró con una serie de elementos que no estaban previstos. Parece que el que fue su representante durante una gran cantidad de años, no se esmeró demasiado entregar la propiedad en las mejores condiciones. Y tal y como afirma la propia presentadora y los diferentes testigos que estaban presentes en la mente de llevar a cabo el desahucio, la realidad es que la entrada de la casa estaba llena de excrementos del perro que la pareja que vivía anteriormente tenía en propiedad y que no había limpiado en el momento de irse.

Al mismo tiempo, el garaje, y el resto del espacio en general, estaba lleno de basura que había repartido de manera intencionada el representante de la española. En este mismo sentido, es importante destacar que la posición de Belén Esteban en todo momento fue conciliadora al respecto, afirmando que no se siente en absoluto insultada por la actitud de su ex representante y afirmando que se encargará una empresa de limpieza de volver a poner a la casa de la presentadora en las mejores condiciones posibles.

Una nueva casa para obtener el mejor rendimiento

Para la nueva casa que la presentadora española ha adquirido, ha sido ella misma quién ha afirmado que no tiene ninguna intención de mudarse. Al contrario, según ha firmado la propia Belén Esteban, su marido se va encargar de rehabilitar el interior al máximo, así como de llevar a cabo los pequeños arreglos que tiene que hacer en su interior para poder ponerla a la venta y obtener una rentabilidad.

La operación, a nivel económico, es especialmente beneficiosa para la presentadora. Gracias al buen precio con el que adquirido la vivienda y a las amistades de su pareja, que le van a realizar la reforma a un precio muy económico.