Cómo beneficiarse de la Aromaterapia

¿Por qué preocuparse por los beneficios de los aceites esenciales? ¿Qué son los aceites esenciales? ¿Y cómo pueden ayudarte?

Cada vez más personas recurren a enfoques de salud más naturales y holísticos gracias a los beneficios que pueden aportar. Mediante el uso de remedios naturales para el cuidado, en muchas ocasiones, podemos estar libres de preocupaciones de los efectos secundarios no deseados.

Una de las formas más seguras y efectivas de medicina alternativa es la aromaterapia.

La aromaterapia utiliza aceites esenciales de origen vegetal para proporcionar a la mente y al cuerpo numerosos beneficios para la salud. Estos aceites son generalmente baratos y libres de efectos secundarios nocivos. Aún mejor, funcionan muy rápidamente a medida que los aceites se absorben a través de la piel y los pulmones.

¿Qué es la aromaterapia?

 

La aromaterapia es el uso de aceites esenciales aromáticos derivados de plantas con el fin de mejorar el bienestar de la salud física o psicológica. La aromaterapia se ha utilizado durante siglos como una medicina alternativa que trata de manera segura y efectiva numerosas dolencias.

Para crear aceites esenciales se extraen y destilan los aceites naturales de ciertas plantas dando como resultado un producto extremadamente concentrado lleno de beneficios curativos.

Los aceites esenciales utilizados en aromaterapia desencadenan respuestas en el cerebro. Estos aceites pueden equilibrar los niveles hormonales, curar trastornos digestivos y reducir drásticamente los síntomas de la depresión y la ansiedad.

Los estudios científicos han demostrado que la aromaterapia es una forma de medicina completamente legítima. Al inhalar aceites esenciales, los nervios de la nariz provocan potentes respuestas cerebrales.

Del mismo modo, la aplicación tópica permite que estos aceites esenciales entren rápidamente en el torrente sanguíneo al ser absorbidos a través del tejido de la piel.

Al seleccionar aceites esenciales, es importante buscar productos puros y naturales. Los aceites que contienen colorantes y químicos sintéticos no son tan efectivos y además incorporan al organismo químicos no deseados.

 

¿Cómo se pueden aplicar los aceites esenciales?

 

La aromaterapia se puede aplicar de muchas maneras según la afección que desee abordar.

El uso tópico de aceites esenciales es muy efectivo en el tratamiento de enfermedades de la piel y trastornos del estado de ánimo.

Los aceites esenciales para la ansiedad y otros desequilibrios cerebrales también se pueden obtener a través del difusor o un baño caliente. Simplemente inhalando el aceite, recibirá los beneficios que este aceite puede ofrecer a nivel psicológico.

Estos aromas funcionan en dos métodos:

  • El olfato es un sentido poderoso. Los olores agradables pueden recordarnos los buenos momentos y aliviar los nervios, el estrés y la ansiedad.
  • Los químicos inhalados ingresan al torrente sanguíneo y pueden ayudar a equilibrar los niveles hormonales.

Cuando se aplican aceites esenciales por vía tópica, algunos aceites requieren un aceite portador. Por ejemplo, el aceite de árbol de té es altamente efectivo en el tratamiento de infecciones fúngicas e inflamación, pero puede ser levemente irritante para las áreas más sensibles de la piel, como el área de los ojos y los genitales. En este caso, se puede requerir un aceite portador.

¿Qué es un aceite portador?

 

Un aceite portador es un aceite vegetal donde se puede diluir el aceite esencial. Los aceites portadores reducirán la sensibilidad de la piel y también aumentarán la absorción a través del tejido de la epidermis. Entre los aceites portares más conocidos destacan:

  • Aceite de oliva
  • Aceite de coco
  • Aceite de jojoba
  • Aceite de almendras
  • Aceite de aguacate

Es importante experimentar, ya que diferentes aceites transportadores pueden afectar a la piel de manera diferente. Por ejemplo, si se está usando un aceite esencial para tratar el acné, se puede probar con algunos aceites diferentes en una pequeña sección de la cara para ver cómo reacciona la piel.