¿Cuáles son los idiomas en los que más cuesta una traducción?

En primer lugar, es preciso señalar que el precio de una traducción depende de multitud de factores, no solo de los idiomas de partida y de llegada. La complejidad de un documento, el plazo en el que se requiere la traducción, el formato informático en que debe presentarse el texto o el número de palabras son factores que determinan el precio final de la traducción. Además, también deben tenerse en cuenta otros aspectos que pueden abaratar el coste de las traducciones, como la repetición interna entre los documentos. No obstante, es cierto que hay idiomas más caros que otros, para decirlo de manera sencilla. A continuación explicaremos cuáles son estos idiomas y las causas de las tarifas más elevadas.

Traductores de idiomas en países con un alto poder adquisitivo

Cuando se traduce un documento del español al idioma nacional de un país con un alto nivel adquisitivo, el precio suele ser más caro. Por ejemplo, es bastante más barato traducir un documento del español al portugués o al italiano que un texto del castellano al alemán o al japonés. Cuando se encargan las traducciones a empresas de traducción profesionales, se tiene la certeza de que las realizarán traductores de idiomas nativos y, mayoritariamente, residentes en el país donde se habla el idioma. Así se garantiza que el traductor esté inmerso en su lengua materna las 24 horas y pueda trasladar a su traducción los matices más sutiles, entregando un documento traducido que no diste de un texto redactado originalmente en su idioma materno. Y esto, obviamente, tiene un precio superior. Aquí se muestran pautas, tarifas y consejos sobre traducción de idiomas: https://www.linguavox.es/es/idiomas/.

Idiomas escandinavos, los más caros para traducir

Sin duda, los traductores de idiomas escandinavos son los que ofrecen tarifas más altas. Traducir un documento al finlandés, noruego, danés o sueco cuesta casi el doble que una traducción de inglés a español o de español a portugués. En parte, esta diferencia de precio se debe al nivel de vida en estos países.

El coste de traducir a idiomas minoritarios

Asimismo, también se encarecen las traducciones cuando el número de traductores es escaso, como ocurre en los idiomas minoritarios. Traducir una página a un idioma africano, por ejemplo, puede costar cuatro o cinco veces más que traducir una hoja a un idioma europeo, o incluso a japonés, coreano o vietnamita. En ocasiones, incluso, es necesario traducir algunos idiomas primero al inglés y luego a la lengua correspondiente, dada la escasez de traductores en algunas lenguas.