El kit de embrague

El embrague es una pieza mecánica propia de los coches equipados con caja de cambios manual. Está formado por un conjunto de piezas que se encargan de la gestión del cambio de marcha. Es decir, es una pieza fundamental para este tipo de coches de cambio manual, y que se desgasta con el uso y el tiempo. Nos referimos al kit de embrague.

En términos más técnicos, el embrague es el elemento que transmite por adherencia la potencia del motor hacia la caja de cambios. Su papel consiste en permitir el cambio de una marcha a otra absorbiendo las sacudidas de la transmisión y permitiendo al motor recibir más potencia o menos según la marcha que se haya metido. En el coche se articula con el pie, es el pedal de la izquierda y en las motos con la mano, está en el puño izquierdo.

Tiene varias posiciones:

  • Posición embragada: pedal de embrague suelto, la potencia del motor se transmite íntegramente al embrague.
  • Posición de desembrague: pedal de embrague pisado, el mecanismo de transmisión se interrumpe, el vehículo rueda por inercia, el giro del motor no se transmite a las ruedas. Es el momento de cambiar de marcha.
  • Fase de deslizamiento: es la fase intermedia entre la posición de embragado y desembragado. En esta fase se transmite progresivamente la potencia del motor a la caja de cambios.

Es precisamente en esta fase de transición, cuando los discos de embrague se desgastan por el uso entre posiciones de embrague y desembrague.

El kit de embrague consta de un mecanismo de resortes que aprieta los discos contra el volante motor. Estos discos acciones el árbol primario de la caja de cambios, lo que desplaza el cojinete por el pedal del embrague y actúa sobre los resortes del plato, los cuales liberan el disco del volante motor para detener el accionamiento de la caja.